Noomi Rapace es el foco de atención

La actriz sueca protagoniza una miniserie de ciencia ficción sobre astronautas, eventos sobrenaturales y un conmovedor mensaje paternal
Compartir

CDMX

Si bien Noomi Rapace comenzó su carrera en 1997, la fama internacional llegó cuando dio vida a Lisbeth Salander y protagonizó las adaptaciones fílmicas de la saga La chica del dragón tatuado, novela autoría del finado escritor sueco Stieg Larsson.

Su nombre acaparó la atención de la industria hollywoodense y directores como Ridley Scott o Guy Ritchie vieron su potencial frente a las cámaras.

Hoy, a sus 44 años, vuelve al foco de atención al ser la protagonista de la serie de suspenso, intriga y ciencia ficción Constelación, de Apple TV+.

“Desde Lisbeth Salander hasta hoy he descubierto muchas cosas sobre mí, como el hecho de que sé cada vez menos. Pensé que ya había descubierto todo y me he dado cuenta de que mientras más vivo, más trabajo, entonces, percibo que aún me falta mucho por aprender y hacer.

“Asumo esa idea y acepto proyectos y personajes con la apertura de permitirme errores, abrazar mis imperfecciones y las de otros”, comentó la sueca Noomi durante un encuentro virtual.

La también actriz de Alien: Covenant, Sherlock Holmes: Juego de sombras y Cordero regresa a la pantalla con Constelación, serie creada por Peter Harness, donde da vida a Jo Ericsson, una astronauta sueca que, tras un colapso en el espacio mientras lidera una misión espacial, regresa a la Tierra con algunas visiones y trastornos que le hacen sentir que todo lo que le rodea, incluso su esposo e hija, es completamente ajeno a ella.

A lo largo de ocho episodios, el espectador acompaña a Rapace y otros actores, como Jonathan Banks, James D’Arcy, William Catlett y las hermanas gemelas Rosie y Davina Coleman, en una historia que plantea la posibilidad de realidades alternas, en las que el espacio y el tiempo, tal como los conocemos, se ponen en tela de juicio.

“Mi agente dejó el guion en mi escritorio y yo estaba de hecho trabajando en otro proyecto y no quería desconcentrarme de aquel, sin embargo, lo comencé a leer para tratar de encontrarle sentido y dos horas después ya lo había terminado. Me atrapó por completo y le llamé a mi equipo para decirle: ‘¡Lo amo!, ¿Quién escribió esto?, ¿Quién es Peter Harness? ¡Quiero hablar con él!’.

“Después supe que Michelle MacLaren (directora de Breaking Bad, Game of Thrones y The Morning Show) iba a dirigir. He visto su trabajo y soy su gran fan. Le llamé para hacerle saber mi deseo de entrar a la serie y no hubo vuelta atrás, siento que estaba hecho para mí y curiosamente hubo algunas cosas que me convencieron más: como que Peter Harness vivía en Suecia y sus hijos iban a la misma escuela a la que yo fui. Fue ahí en donde dije: Esto es muy extraño y yo tengo que estar ahí, así tiene que ser”, compartió a Excélsior Rapace.

UNO MALO, EL OTRO PEOR
Otra de las piezas claves dentro de la trama de Constelación recae en el actor estadunidense Jonathan Banks, famoso por interpretar a Mike Ehrmantraut tanto en Breaking Bad como en Better Call Saul.

El actor que el día de la promoción estaba festejando su cumpleaños 77, es el encargado de interpretar a dos gemelos completamente opuestos: Henry y Bud Caldera, quienes son un par de astronautas involucrados en un ámbito de agendas ocultas e intereses políticos turbios.

“Uno es malo y el otro es peor, sin embargo, ambos responden a la condición humana y están obsesionados con obtener algo. A esa condición se suman factores como los celos, que ambos se profesan, el enojo y el sentimiento de competencia para demostrarse quién es el más brillante, talentoso y que está más allá de los límites de la sociedad. Simplemente amé eso, fue un gran desafío”, externó Banks.

Si bien su carrera de cinco décadas en activo ha sido constante y se le ha visto en filmes como Gremlins, Flipper y Two and a Half Men, su gran oportunidad la tuvo cuando tuvo que ser el esbirro de Gustavo Fring (Gianrcalo Esposito) en el aclamado drama de Vince Gilligan, Breaking Bad.

“La respuesta más inteligente que puedo dar es que me importa un carajo cómo me ve la gente en la industria, pero ¿cómo me veo? Quiero salir y hacer mi trabajo, soy suficientemente afortunado. Mi vida ha estado llena de experiencias maravillosas. He hecho esto desde hace mucho tiempo y créeme, ha habido momentos en que no todo ha sido maravilloso y tampoco han sido tan buenos”, se sinceró Banks.

Rapace, madre de un pequeño, se asesoró y charló con algunos astronautas, entre ellos Scott Kelly, para que le ayudaran a comprender lo que se vive en el espacio, las emociones que se experimentan al ver la inmensidad del planeta azul.

Asimismo habló con ellos sobre la gravedad cero, misma que tuvieron que recrear frente a la cámara de la mano del diseñador de producción Andy Nicholson, quien traía la experiencia de trabajar junto al ganador del Oscar, Alfonso Cuarón, en Gravedad.

“Comenzamos los ensayos de aprender a desplazarnos colgados con cables dos meses antes de filmar. Usamos trajes de mocap (Motion Capture, que capturan el movimiento) que nos ayudaron a trabajar con dimensiones y espacios en los que me tenía que mover para simular esa gravedad cero.

“Mi primer ensayo en los cables fue un desastre, no podía flotar y me caía como una piedra en el agua, no tenía nada de control. Me sentía hambrienta de poder controlarlo y poco a poco mi cuerpo fue adquiriendo habilidad, se comenzó a estirar y era como danzar en el aire, trabajé muy duro y se combinó con un gran equipo que me ayudó a que pareciera que estaba flotando en un set que me voló la cabeza”, relató la actriz.

Aunque Constelación aborda temas muy en boga como el de las realidades paralelas o los multiversos, para su creador y showrunner, Peter Harness, la idea de esta miniserie, inspirada en las afectaciones sobre la realidad que viven los astronautas, se centra más en las complejidades paternales.

“Es más sobre la experiencia de ser padre y ser un niño. Hablando de un nivel emocional, la serie habla de la complejidad de ser padre, la alegría de serlo, pero también de cómo se apartan padres e hijos, nuestras imperfecciones y equivocaciones. Así que más allá del horror del espacio, lo que me interesaba era mostrar cómo los hijos crecen y cómo se alejan del nido”, acotó Harness.

Los primeros tres episodios de Constelación ya están disponibles en la plataforma que también alberga Masters of the Air, Slow Horses, Fundación y The Morning Show, por mencionar algunas de las más populares en la plataforma Apple TV+.